0

Historia de los zapatos industriales

La historia de los zapatos industriales se remonta al siglo XIX, cuando la industrialización permitió que los zapateros modificaran sus técnicas artesanales de producción. Para 1892 existían un número de talleres dedicados a la manufactura de calzado industrial.

Los movimientos bélicos del siglo XX impulsaron el desarrollo de zapatos con diferentes especialidades. Durante el período de la Primera Guerra Mundial surgieron modelos diseñados para el ejército,  la minería, la industria petrolera, acererías y áreas de soldadura. Veinte años después la Segunda Guerra Mundial introdujo los casquillos protectores al calzado militar, los cuales pasaron con rapidez a formar parte vital de las botas de seguridad industrial.

La introducción del plástico fue vital en el desarrollo en esta industria. El cuero curtido dio paso a la introducción de pieles sintéticas o mixtas, lo cual disminuyó significativamente los  costos. Además de esto, surgieron suelas antiderrapantes y dieléctricas que permitieron disminuir la incidencia de caídas y electrocuciones en las áreas laborales.

Durante todo este primer período, era voluntario utilizar el equipamiento adecuado en el trabajo. Debido a esto, los accidentes eran frecuentes y las formas de compensación quedaban a discreción del empleador. Sin embargo, el boom de los sindicatos y uniones de trabajadores hicieron que cada accidente fuera más costoso para los responsables de las fábricas. Debido a esto surgió un interés por parte de los empresarios para reducir los riesgos que enfrentaban sus empleados. En 1971 se conformó en Estados Unidos la Administración de Seguridad y Salud Laboral conocida como OSHA por sus siglas en inglés. Esta institución fue de las primeras en regular a nivel mundial el calzado utilizado por los trabajadores de diversas industrias. Estas regulaciones fueron después adoptadas por diversos organismos en otros países.

Actualmente existen diversas innovaciones en el mercado de las botas de trabajo enfocadas en mejorar la comodidad del usuario. Las suelas vulcanizadas han sido sustituidas por suelas de poliuretano de doble densidad, disminuyendo así el peso del zapato. Existen también modelos enfocados en  el mercado juvenil y ejecutivo como WM New Generation, los cuales ofrecen opciones para espacios de uso semiindustrial y de oficina.

En resumen, la historia del zapato industrial está fuertemente ligada con el desarrollo industrial. Por tal motivo, se puede deducir que las siguientes innovaciones en botas de seguridad tendrán que ver con la incorporación de elementos  “inteligentes” o de alta tecnología dentro de las mismas.

velazis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *