0

Alimentación saludable en el trabajo

El trabajo pesado en el ambiente laboral requiere de un gran esfuerzo físico y mental que debe ser mantenido con una correcta alimentación. La dieta de una persona con un alto nivel de actividad de resistencia es distinta a la de una persona con un trabajo más sedentario. Ambos casos deben tener en mente sus hábitos alimenticios para un mejor rendimiento en el trabajo.

Existen diferentes tipos de alimentación para cada tipo de trabajo:

Trabajos sedentarios

Son aquellos que requieren de varias horas sentado, donde la mayor actividad es mental. Los desplazamientos son pocos y casi siempre en vehículos. Incluye oficinistas, choferes y comerciantes. Su ingesta de calorías debe ser moderada para no caer en la obesidad.

Recomendación: incluir vegetales frescos, combinar legumbres con granos, preferir el pollo o pescado sobre la carne, reforzar la dieta con huevo y leche para fortalecer los huesos. Realizar cinco comidas al día, incluyendo los refrigerios de media mañana y media tarde.

Trabajos estresantes

Aquellos que requieren esfuerzo físico o mental, ya sea en oficina o piso. Los trabajadores de fábricas, construcción, deportistas entre otros requieren una alta ingesta calórica. Los gerentes, vendedores o trabajadores en serie deben comer una cantidad menor que los de actividad física, pues solamente corresponde al desgaste mental de su trabajo.

Recomendación: realizar desayunos fuertes, incluir verduras con la proteína, tomar suplementos vitamínicos, hacer un snack fuerte a media tarde si el trabajo es intenso.

Trabajos de horario

Son aquellos que implican un horario irregular o fuera del esquema tradicional, como los meseros, baristas, médicos o jefes de seguridad. Deben adaptar sus hábitos alimenticios a su actividad y su ingesta calórica varía dependiendo el horario de trabajo y actividades.

Recomendación: tratar de conservar un esquema de cinco comidas al día, evitar la comida chatarra a deshoras, incluir vegetales y proteína para generar energía, evitar las grasas.

Trabajos de tiempo completo

Son los que no permiten realizar comidas en casa, limitando las opciones a tiendas de autoservicio o restaurantes. Una mayor conciencia del valor calórico de los alimentos es necesaria para evitar caer en malos hábitos.

Recomendación: mantener un esquema de cinco comidas al día, dedicar un tiempo significativo a la comida, llevar una dieta variada, masticar bien, evitar comer en grandes cantidades.

 

velazis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *