0

5 tipos de calzado industrial

Comprar el calzado industrial correcto es importante para garantizar la seguridad y comodidad de los empleados. Una buena bota protege al pie contra las inclemencias del clima y los peligros laborales que se enfrentan durante una jornada de trabajo.  A continuación se presentan algunas características que permitirán seleccionar el zapato correcto a partir del uso que se le pretende dar.

Botas industriales

Las botas industriales están elaboradas a base de cuero de ganado vacuno. Existen diferentes variedades, pero la gran mayoría tiene un casco protector en la punta de la plantilla. El casquillo tiene la función de proteger contra golpes y caídas de objetos pesados, por lo que este tipo de calzado es ideal para almacenes y naves industriales.

Para dar mayor tracción al personal de almacén, la mayoría de las botas industriales tiene suelas antiderrapantes hechas de poliuretano. Los lados laterales son de mediana altura y generalmente son semirígidos para evitar torceduras y brindar una pisada firme.

Botas Mineras

Los zapatos mineros son mucho más resistentes que las botas industriales. El cuero utilizado en este tipo de calzado suele ser grueso e hidrofugado, es decir que está impermeabilizado contra el agua. Se recomienda que el exterior de estas botas tenga pocos elementos en tela, aunque el interior suele estar recubierto con ella.

La plantilla del zapato también es más gruesa llegando a combinar dos capas de poliuretano o hule. Esto aumenta la durabilidad de la bota y protege mejor al pie contra bordes y rocas afiladas.

Botas Ejecutivas

Las botas ejecutivas son las más ligeras y estilizadas de las botas industriales. Su principal uso es en áreas de oficina aunque pueden a llegar a contar con un casquillo de protección. Este tipo de calzado incluye choclos, botines, botas de media altura e incluso tenis deportivos.

Debido a su look casual, se suelen emplear textiles en su exterior y cueros más delicados. Algunos modelos cuentan con suela antiderrapante para evitar resbalos.

Botas Farmacéuticas

El calzado farmacéutico se utiliza en laboratorios químicos y naves de biotecnología. La principal característica de estas botas es que cuentan con una suela dieléctrica. Este elemento protege al empleado contra choques eléctricos y disipa la estática, lo cual evita que se afecte la manufacturación de circuitos y reacciones delicadas.

Las botas farmacéuticas también son antiderrapantes, lo cual evita resbalos en áreas de líquidos peligrosos. Para incrementar la seguridad del empleado, este calzado cuenta con un casquillo de poliamida que protege la punta del pie contra golpes.

Botas Navieras

El calzado para barcos está diseñado para proteger el pie contra áreas completamente húmedas. Para mejorar la impermeabilidad del zapato, el cuero es hidrofugado y la suela antiderrapante es de doble grosor.

Las botas navieras tienen lados laterales gruesos y de mediana altura, lo cual previene que el usuario presente torceduras. Aunque muchos modelos están hechos en hule, el cuero también es uno de los materiales utilizados.

Al conocer las diferentes variedades de botas, se puede saber cuál es el zapato indicado dependiendo de las características que tengan y así conseguir un mejor valor por el dinero invertido.

velazis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *